MUNDO

Rey de España propone a Pedro Sánchez para ser investido en un nuevo intento para formar Gobierno

***El intento anterior fue fallido cuando Nuñez Feijóo no obtuvo los votos necesarios (176) ****

El rey de España, Felipe VI, designó al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, como candidato a la investidura para revalidar su cargo, según ha comunicado este martes la presidenta del Congreso de los Diputados, Francina Armengol.

El rey Felipe VI «me ha comunicado su decisión de proponer al señor Pedro Sánchez como candidato a presidente del Gobierno», informó Armengol.

La noticia se ha conocido una vez concluida la nueva ronda de contactos que el monarca realizó con los portavoces de los partidos políticos con representación en la Cámara Baja, y tras el fracaso del intento del líder conservador, Alberto Núñez Feijóo.

El lunes, el monarca se reunió con voceros de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Coalición Canaria (CC), Partido Nacionalista Vasco (PNV), Sumar y el ultraderechista Vox. Este martes fue el turno del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Partido Popular (PP).

Por su parte, las formaciones nacionalistas Bloque Nacionalista Galego (BNG), EH Bildu, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Junts per Catalunya se rehusaron a reunirse con el jefe del Estado, al igual que en la anterior ocasión.Investidura sin fecha

Todavía no se conoce cual será la fecha fijada por Armengol para la celebración de la nueva sesión de investidura, aunque se espera que se desvele en los próximos días.
Como tope, la Constitución marca el 24 de noviembre, ya que debe dar tiempo a realizar las dos votaciones en el Congreso, si fueran necesarias. En el caso de que ninguna investidura sea exitosa, el 27 de noviembre se disolverán las Cortes y se convocarán a nuevas elecciones.

Es poco probable que se apuren esos plazos, sin embargo, sí se espera que la presidenta del Hemiciclo conceda a Sánchez varias semanas para que lleve a cabo las conversaciones con el resto de fuerzas políticas para recabar apoyos, al igual que sucedió con el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que contó con cinco semanas para preparar su investidura.

Negociaciones en el aire

El partido de Pedro Sánchez lleva manteniendo contactos con la mayoría de las fuerzas parlamentarias desde hace semanas, pero parece que todavía no tiene atados los apoyos necesarios de cara a la investidura.
El presidente en funciones necesita el respaldo de las dos fuerzas independentistas catalanas, ERC y Junts. Ambos partidos han puesto como condiciones para votar a su favor la promulgación de una ley de amnistía para los procesados por la consulta de autodeterminación ilegal, celebrada en Cataluña en 2017, e implementar las condiciones para que se pueda llevar a cabo un referéndum de ese tipo.

Si finalmente los socialistas no aceptan esas condiciones y los partidos catalanes no rebajan sus exigencias, la nueva investidura resultará también fallida y el país volverá a votar el próximo 14 de enero.

(Con información de El Universal) 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *