MUNDO

Al menos 22 muertos deja un nuevo tiroteo en Estados Unidos

***El presunto autor, identificado como Robert Card, es un miembro de la reserva del ejército de Estados Unidos que habría sufrido problemas mentales***

Una veintena de personas ha muerto y decenas han resultado heridas en dos tiroteos masivos, en una bolera y un bar, en la ciudad de Lewiston, en el estado de Maine (EEUU). Mientras, cientos de policías y también agentes del FBI buscan al sospechoso, un instructor de armas y miembro de la reserva del ejército de Estados Unidos.

Según la cadena CNN, que cita a un cargo de la ciudad, la cifra se eleva a 22 fallecidos y al menos otras 50 personas heridas. El número coincide con el que dio poco antes la cadena Fox News. Otros medios confirman al menos una decena de fallecidos, aunque todavía no hay datos oficiales.

La cadena NBC, que en un principio habló de 22 fallecidos, actualizó poco después la cifra a entre 15 y 20 muertos.

En una rueda de prensa, Mike Sauschuck, comisario del Departamento de Seguridad Pública de Maine, no quiso dar ninguna cifra de víctimas, ni exacta ni aproximada, porque la situación es «cambiante».

Sauschuck se limitó a dar el nombre del principal sospechoso identificado por las autoridades, Robert Card, de 40 años, cuya fotografía había sido publicada poco antes en redes sociales, y que se encuentra a la fuga.

«Tenemos literalmente a cientos de policías trabajando en todo el estado de Maine para investigar este caso y localizar al señor Card», declaró Sauschuck.

Las autoridades han pedido a la población en redes sociales que busquen refugio, han decretado el cierre de las escuelas de varias localidades, y han avisado de que se trata de una «situación activa».

La policía encontró un todoterreno blanco que se cree que Card condujo hasta la ciudad de Lisbon, a unos 11 km al sureste de Lewiston, y Sauschuck dijo que se había pedido a la gente que permaneciera en sus casas tanto en Lewiston como en Lisbon.

ESCUELAS CERRADAS

La intensa búsqueda se ha extendido a la ciudad de Bowdoin, a 25 kilómetros de Lewiston, donde también se ha alertado a la población. «Estamos ampliando el aviso de refugio y el cierre de escuelas para incluir la ciudad de Bowdoin», ha asegurado la Policía Estatal de Maine.

El aviso ha llegado hasta Portland, la ciudad más grande del estado de Maine, a más de 50 kilómetros de la ciudad de los tiroteos, que ha decretado que las escuelas públicas permanecerán cerradas este jueves.

PROBLEMAS MENTALES

La CBS asegura haber accedido a un boletín de las fuerzas de seguridad de Maine que identificaba a Card como un instructor de armas de fuego y miembro de la reserva del ejército de Estados Unidos. El boletín recoge que Card «recientemente informó problemas de salud mental que incluyen escuchar voces» y había amenazado con disparar contra la Base de la Guardia Nacional en Saco, Maine.

«También se informó de que Card había sido internado en un centro de salud mental durante dos semanas en el verano de 2023 y posteriormente puesto en libertad», decía el aviso del Centro de Información y Análisis de Maine. Associated Press informó de que el boletín había sido distribuido entre los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

El Centro Médico Central de Lewiston aseguró en un comunicado que estaba respondiendo una incidencia «con numerosas víctimas de un tiroteo masivo», sin dar más detalles sobre el número de pacientes o la gravedad de sus lesiones.

Mientras, algunas personas fueron trasladadas a Portland, según la CBS. El hospital de Portland dijo que había «alertado al personal de guardia y habilitado quirófanos y cuidados críticos ante la posible llegada de pacientes».

Según la policía, los primeros disparos se produjeron poco antes de las 19.00 (hora local). El bar Schemengees Bar and Grill y la bolera Sparetime Recreation, donde se produjeron los tiroteos, están a unos 6,5 km de distancia.

Lewiston es un antiguo centro textil y una ciudad de 38.000 habitantes en el condado de Androscoggin, a unos 56 km al norte de Portland, la mayor ciudad de Maine.

Estados Unidos ha registrado más de 500 tiroteos masivos este año, según Gun Violence Archive, una organización no gubernamental que define un tiroteo masivo como cuatro o más personas heridas o muertas.

Los esfuerzos por endurecer el control de armas en ese país han chocado durante años con la oposición de los republicanos, defensores acérrimos del derecho constitucional a portar armas.

De confirmarse oficialmente la cifra de muertos, se trataría del tiroteo más letal en lo que va de año en Estados Unidos.

«Un centro recreativo. Una bolera. Un bar de barrio. Lugares que los estadounidenses frecuentan y en los que deberían sentirse seguros… estos son los escenarios de múltiples tiroteos esta noche en Maine», dijo Kris Brown, presidente de Brady, un grupo de defensa de la seguridad de las armas, en un comunicado.

Maine carece de varios tipos importantes de leyes de seguridad de las armas, incluida la regulación de las armas de asalto, la comprobación universal de antecedentes y las leyes de «bandera roja» que permiten a las fuerzas del orden desarmar temporalmente a las personas consideradas legalmente peligrosas, según Brady.

BIDEN, INFORMADO

En un centro de reunificación de la ciudad de Auburn, vecina de Lewiston, justo al otro lado del río Androscoggin, algunas familias descubrieron que parientes que habían estado en el bar y la bolera habían muerto en el tiroteo, dijo a la prensa el alcalde de Auburn, Jason Levesque.

Los funcionarios estaban entrevistando a testigos del tiroteo «de todas las edades» en un lugar seguro no revelado el miércoles por la noche, dijo Levesque.

El presidente Joe Biden ha sido informado del suceso y seguirá recibiendo actualizaciones, dijo un funcionario estadounidense en Washington.

El presidente habló por teléfono con la gobernadora de Maine, Janet Mills, los senadores Angus King y Susan Collins, y el congresista Jared Golden sobre el tiroteo en Lewiston y ofreció todo el apoyo federal tras el ataque, dijo la Casa Blanca.

En las imágenes publicadas en redes sociales por la oficina del sheriff del condado de Androscoggin se puede ver a un hombre con un fusil de asalto entrando en una bolera.

Las autoridades pidieron a la población que envíe cualquier información relevante sobre el sospechoso a la dirección de correo dispatch@androscoggincountymaine.gov o que llamen directamente al 911.

Schemengees Bar and Grill, uno de los lugares atacados, publicó un emotivo mensaje en Facebook después del ataque. «Mi corazón está destrozado. No tengo palabras. En una fracción de segundo, tu mundo se pone patas arriba sin ninguna razón. Perdemos a grandes personas en esta comunidad. ¿Cómo podemos encontrarle algún sentido a esto? Nuestras oraciones están con vosotros», afirma el mensaje.

(Con información de El Mundo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *